domingo, 22 de abril de 2012

AVA GARDNER Y FRANK SINATRA



La primera vez que Frank Sinatra ve en persona a Ava Gardner, fue en 1942, en un club al que ésta acude con su marido de entonces, Mickey Rooney, para ver a actuación de Frank. Sinatra está en lo mas alto de su carrera como cantante y Ava, está comenzando la suya como actriz. 

Cuentan que durante aquella actuación, mientras iba cantando entre las mesas, se paró al llegar a la de la pareja y le dijo a Ava: - ¿Por qué no te conocí antes que Mickey? Ahora estarías casada conmigo. Todo el mundo incluido Rooney que era el actor cómico del momento, se lo tomaron como una broma, pero años después se haría realidad. Después de divorciarse de Mickey y de otro matrimonio fallido, Ava coincide con Frank Sinatra en algunas de las ruidosas fiestas que éste daba en un apartamento de soltero de su propiedad que conservaba para este fin y en el que eran vecinos. 

Salen a cenar en distintas ocasiones, pero la cosa no pasa de ahí ya que Frank está casado y tiene hijos. Dejan de verse durante un tiempo y vuelven a coincidir en 1949, Ava gardener está enamorada, así que opta por creer a Frank en sus promesas de divorcio y se embarcan en una relación, aunque la situación de ambos en esta ocasión es bien distinta: Ava ya es considerada una de las mujeres más bellas del mundo y está en el mejor momento de su carrera. Hemingway la define como el animal más hermoso del mundo y Louis B. Mayer dijo de ella: “No sabe hablar, no sabe actuar, pero es impresionante." A sus espaldas, deja dos matrimonios que no pasaron del año y el cortejo insistente del millonario Howard Hughes que no dejaba de proponerle matrimonio y hacerle regalos. 

Es entonces cuando la prensa descubre su relación y la propaga a los cuatro vientos: en un primer momento toman el “desliz” de Frank como un pecadillo pasajero, mientras que acusan a Ava de robamaridos y mujer ligera de cascos, llegando a recibir miles de cartas de amenazas. 

Es la mujer de Sinatra la que toma la iniciativa separándose, consiguiendo la pareja el ansiado matrimonio en 1951. Sin embargo a Frank no le saldría gratis; sus fans católicas dejan de comprar sus discos por el divorcio y cuando decide volver a cantar, le rechazan en dos compañías discográficas. Es tan mala su situación económica que Ava tiene que prestarle dinero para los regalos de navidad de sus hijos. 

Esa humillación unida a los celos sentimentales y profesionales hacen que se vuelva en palabras de su esposa: “celoso, amargado, mordaz y primitivo”. Entonces, en su peor momento personal y profesional, es cuando su carrera da un giro inesperado: le dan un papel en la película “De aquí a la eternidad”. Consigue el óscar al mejor actor secundario y vuelve al éxito. Este papel ya se lo habían dado a otro actor, incluso estaba firmado el contrato, pero el director es presionado para que opte por Sinatra. Es aquí cuando comienzan los rumores de la relación de Frank con algunos personajes de la Mafia, en él y en este hecho, está basado el personaje de Johnny Fontane de la película “El padrino”. 

Las carreras de los dos intérpretes estaban, por tanto, en la cima. No puede decirse lo mismo de su matrimonio que hacía aguas por todas partes. Se encontraban sumidos ya en una espiral de celos, ira y violencia mutua, protagonizando sonadas peleas en las que incluso llegaban a las manos, ni que decir tiene que el alcohol ya había hecho presa en ambos, si bien Ava, mujer de excesos, era la que más abusaba. La situación se hace tan insostenible que la actriz decide poner tierra de por medio y, seducida por España y el mundo del toreo y el flamenco, pone rumbo a nuestro país para rodar “ La condesa descalza”. Una vez aquí, conoce a mucha gente con la que se embarca en una cadena de juergas, borracheras y romances, los más sonados con los toreros Luis Miguel Dominguín y Mario Cabré. 

Este último llega a oídos de Sinatra, quien no duda en tomar un avión para acudir al encuentro de su esposa. Una vez en su presencia le propina un fuerte bofetón y ella le besa llorando. Su historia española de momento, ha terminado. Sin embargo su matrimonio ya está herido de muerte y el divorcio llega en 1957, como no podía ser de otra manera se trató de una separación difícil y tormentosa en la que Frank Sinatra que seguía enamorado de Ava, se llevó la peor parte emocional, quien a lo largo de su matrimonio ya había protagonizado algún intento de suicidio. Ava y Frank terminaron su matrimonio en el año 1957, aunque el actor jamás pudo olvidar a la protagonista de "La Condesa Descalza".

http://www.yamelose.com/espectaculos/ava-gardner-y-frank-sinatra-la-voz-de-ojos-azules-y-la-condesa-descalza.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario