viernes, 4 de mayo de 2012

KATHERINE HEPBURN Y SPENCER TRACY



Rebeldes dentro y fuera de la pantalla. Su energía era un grito de vitalidad allá por donde iban. Y se conocieron. Las circunstancias no eran las más idóneas –él estaba casado, desde 1923, con Louise Treadwell-, pero algo les dijo que estaban hechos el uno para el otro y se lanzaron a la aventura de amarse con trabas. Uno de los legados más maravillosos que dejó el cine norteamericano de los años 40, 50 y 60 fueron las nueve películas que rodaron juntos Katharine Hepburn y Spencer Tracy. 

Spencer nunca se divorció de su esposa, que padecía una enfermedad de la que el actor se sentía responsable, pero aún así vivió una apasionada historia de amor con Katharine. Ella le cuidó durante sus últimos años de vida, ella soporto la adicción al alcohol de Spencer y ella lidió con sus bajones profesionales. Él la adoraba, pero nunca pudo estar sólo con ella. "¿Qué podía hacer? Le amaba y lo único que quería era estar con él", dijo en una ocasión Katharine, que nunca pudo formar una familia por este amor. Mantuvieron residencias separadas y en general no llegaban juntos a los actos sociales. 

Él hablaba de forma regular con su esposa, y en una ocasión, mientras Kate trataba de acostar a Tracy en un hotel de Beverly Hills, el actor, completamente borracho, le cruzó la cara con el dorso de la mano. Pero ella le amaba y quería estar con él. “Si le hubiera dejado, los dos habríamos sido desgraciados”, Falleció el 10 de junio de 1967, a la edad de 67 años, por un ataque al corazón; trece días después de acabar el rodaje del último film con Hepburn "Adivina quién viene esta noche", durante el cual sufrió una grave infección pulmonar. Tracy se levantó a beber en la madrugada, cayó y murió en brazos de Katharine Hepburn.

No hay comentarios:

Publicar un comentario