viernes, 4 de mayo de 2012

LAURENCE OLIVIER Y VIVIEN LEIGH



 Laurence Olivier conoció a Leigh cuando éste acudió a ver una función de The Mask of Virtue, obra teatral en la cual ella trabajaba. Cuando ambos coincidieron en la película Inglaterra en llamas (1937) comenzaron una relación amorosa, estando en ese momento Olivier aún casado con la también actriz Jill Esmond. A pesar de su relativa inexperiencia, Leigh fue elegida para interpretar a Ofelia en la adaptación teatral de la obra escrita por William ShakespeareHamlet, la cual se presentó en Elsinore, Dinamarca. Allí trabajó bajo la dirección de Olivier. 


Posteriormente la actriz apareció junto con Robert Taylor,Lionel Barrymore y Maureen O'Sullivan en A Yank at Oxford (1938); y junto a Charles Laughton en St. Martin's Lane (1938). Estas películas ayudaron al incremento de su popularidad, sobre todo en Estados Unidos. A principios de los años cincuenta, la salud mental de Vivien se deteriora rápidamente. Fuma varios atados diarios, bebe en exceso pasando borracha la mayor parte del tiempo, y se le acreditan episodios de ninfomanía, o síndrome de excitación sexual persistente, posiblemente, generado por su manía depresiva. Vivien filma "Un Tranvía llamado deseo", con Marlon Brando, en 1951, y gana su segundo Oscar. Laurence ha ganado los suyos en 1948, como actor y director por "Hamlet". Pero, el papel de Blanche Dubois, de "Un tranvía llamado deseo", resulta agotador para Vivien. Sus trastornos mentales se agudizan hasta tener que ser internada en un par de oportunidades. 

En 1951, Leigh y Olivier actuaron juntos en las obras teatrales Antony and Cleopatra de William Shakespeare y César y Cleopatra, de George Bernard Shaw, ambas inspiradas en algunos aspectos de la vida Cleopatra VII. Las actuaciones de ambos recibieron buenas críticas de muchas fuentes. En 1952 se presentaron con ambas obras en la ciudad de Nueva York, en el teatro Ziegfeld, donde recibieron críticas aún más positivas en comparación de las que cosecharon el año anterior en Londres. Sin embrago, el crítico neoyorquino Kenneth Tynan señaló que el desempeño actoral de Leigh era mucho inferior al de Olivier. En enero de 1953 la actriz se trasladó a Sri Lanka para filmar allí la película Elephant Walk junto a Peter Finch. Poco después del inicio del rodaje sufrió una descompensación, por lo que la empresa productora de la película (Paramount Pictures) la reemplazó por su colega Elizabeth Taylor. 

Después de una larga agonía prolongada a causa de una avanzada tuberculosis, Leigh fallecía la noche del 7 de julio de 1967. Tras arreglar sus flores y atender a sus amigos, cansada, se retiró a su cuarto. Tenía tan sólo 53 años. Fue hallada muerta en la habitación de su apartamento londinense en el 54 Eaton Square por su entonces pareja sentimental John Merivale, quien rápidamente llamó a Laurence Olivier. Éste —según los artículos de la época— fue el más afectado por la muerte de Leigh. Laurence Olivier se encontraba ingresado en el hospital, pero al ser avisado de la noticia pidió el alta voluntaria y acudió inmediatamente al lado de Vivien. Él mismo relata en sus memorias que permaneció junto a ella a solas «pidiéndose perdón por todo el daño que se habían hecho». Siempre la recordaría como el gran amor de su vida. Desde que se casó con sir Laurence Olivier hasta su muerte nunca se quitó el título de Lady Olivier.

No hay comentarios:

Publicar un comentario