miércoles, 30 de mayo de 2012

PIERCE BROSNAN Y CASSANDRA HARRIS


En 1976, Pierce Brosnan, de 24 años, frecuenta asiduamente el ambiente de los artistas. Conoce a la artista Cassandra Harris (nombre artístico de Sandra Colleen Waites). El flechazo es inmediato y no tardan mucho en casarse. Ella ya tiene dos hijos: Charlotte y Christopher. Igualmente la pareja los subirá como si fueran de ambos. En 1984, Pierce y Cassandra tienen un hijo: Sean. 

La familia está muy unida. Cassandra anima a su marido a probar suerte en el teatro. Su carrera en los escenarios empieza muy bien y, a principios de los ochenta, recibe una proposición americana para un papel en una serie de televisión. Duda, y es Cassandra quien le empujará a aceptar la aventura. Cassandra trabajó en filmes de algún éxito internacional como El Magnate Griego, con Anthony Quinn y Jacqueline Bisset y en una serie de TV, Remington Steele, estelarizada por Pierce Brosnan en una era pre Bond, con quien estuvo casada entre 1980 y 1991 Prisionero de su personaje televisivo, Brosnan está insatisfecho. Y es en este momento que la catástrofe se cierne sobre el matrimonio. 

En 1989, su mujer descubre que tiene cáncer. Durante cuatro años toda la familia luchó con todas sus fuerzas al lado de Cassandra, especialmente los de sus últimos meses en los que sufrió terriblemente. Al morir en 1991, Pierce se derrumba. Completamente destrozado, fliertea con la muerte y en las escenas de las películas Explosion Inminente y el Cobaya, insiste en hacer el mismo todas las escenas peligrosas, incluso las más locas, desafiando al peligro sin cesar. Tiene su drama personal enganchado a su piel y parece definitivamente perdido. Su curación será profesional. Despues que Timothy Dalton rompa su contrato, el smoking de 007 está libre de nuevo en 1994. Cubby Broccoli, que no ha olvidado a Brosnan, le recontrata de nuevo. "No habría imaginado jamás poder tener una segunda oportunidad", dijo Pierce. 

http://www.archivo007.com/index.phpoption=com_content&task=view&id=27&Itemid=56

No hay comentarios:

Publicar un comentario