jueves, 16 de mayo de 2013

CHARLES LAUGHTON Y ELSA LANCHESTER

Años después de su muerte, la viuda de Laughton, Elsa Lanchester, reveló en sus memorias que él era homosexual, hecho que ella descubrió después de un año de matrimonio (más un año de vida en común anterior a la boda). Ambos optaron por continuar casados: hay que entender que en aquellos tiempos la actitud de la sociedad hacia los homosexuales era muy hostil, y consecuentemente, su inclinación no fue de dominio público en vida, aunque era un hecho conocido por amigos de confianza y algunos colegas.
Sería una simplificación decir que su matrimonio fue únicamente una tapadera: Laughton y Lanchester se entendían en muchos aspectos y tenían aficiones en común más allá de la vida conyugal. Su relación les daba protección ante el escrutinio público y libertad personal de puertas adentro. Su entendimiento desde el punto de vista profesional era excelente y se nota en el trabajo que hicieron juntos en filmes como "La vida privada de Enrique VIII ", "Rembrandt", "Bandera amarilla", "Seis destinos" o "Testigo de cargo".
Elsa Lanchester adoptó respecto a su marido una actitud protectora, aunque en ocasiones también muy posesiva y hostil hacia los que ella consideraba "intrusos" entre los dos. Al juzgar su relación, hay que tener en cuenta que de su vida en común sólo tenemos la versión que ella dio, ya que Laughton nunca escribió una autobiografía (comenzó a trabajar en ella poco antes de su muerte, pero no pudo finalizarla).

No hay comentarios:

Publicar un comentario