viernes, 17 de mayo de 2013

CHRISTOPHER PLUMMER Y ELAINE TAYLOR


 Después de contraer segundas nupcias en 1962 con Patricia Lewis, en 1964  Christopher Plummer se popularizó gracias al estreno de La caída del imperio romano donde encarna a un Cómodo, un emperador corrupto, que se siente traicionado, más pendiente de organizar fiestas para el pueblo que de mantener la paz, y que muestra recelos a la hora de conceder la ciudadanía romana a unos bárbaros -a los que más tarde asesina a traición- mientras Siria se rebela contra el Imperio romano. Su composición de un emperador romano de carácter autoritario y chulesco le abre las puertas para otros papeles. Entre éstos destaca el Capitán Von Trapp de The Sound of Music (La Novicia Rebelde en Hispanoamérica y Sonrisas y Lágrimas enEspaña), un viudo con siete hijos cuya rígidez se desmorona al entrar en su vida la institutriz María (Julie Andrews), con la que llega a casarse y huir de Austria tras despedirse de sus amigos en un festival de música donde entona la canción Edelweiss. A pesar de su enfado ante la sustitución de su voz en las secuencias musicales, el filme hace disparar su cotización gracias a su éxito comercial. A partir de entonces los directores le encomiendan personajes más o menos elegantes, a veces bondadosos, otros villanescos. Mientras tanto en 1967 se divorcia de Patrica Lewis y en 1972 se casa con Elaine Taylor, es un  actriz inglesa, más conocida como protagonista en películas de comedia de la década de 1960 y principios de los 70

No hay comentarios:

Publicar un comentario