miércoles, 29 de mayo de 2013

ISABELLA ROSSELLINI Y JONATHAN WIEDEMANN



Isabella Fiorella Elettra Giovanna Rossellini, más conocida como Isabella Rosellini, es una actriz italo-estadounidense.
Hija de la actriz sueca Ingrid Bergman y del cineasta italiano Roberto Rossellini. Hermanastra de Pia Lindström, hermana gemela de Isotta Ingrid Rossellini, hermana menor de Roberto Ingmar Rossellini, hermanastra de Gil Rossellini, sobrina de Renzo Rossellini, prima de Franco Rossellini, madre (biológica) de Elettra Rossellini (Elettra Ingrid Wiedeman) y madre (adoptiva) de Roberto Rossellini. Divorciada del cineasta Martin Scorsese (1979-1982) y del modelo y cineasta Jon Wiedeman. Ex pareja del cineasta David Lynch, del actor y cineasta Gary Oldman y del productor teatral Gregory Mosher.

Isabella fue convertida en un nuevo icono cinematográfico gracias a su encuentro en un restaurante con David Lynch; que le ofreció el papel de Dorothy Vallens en Blue Velvet (Terciopelo azul), film por el que ganó el Independent Spirit Award de 1987 a la mejor actriz y durante cuyo rodaje mantuvo un romance con Lynch. Aunque es el papel por el que se siente más especialmente satisfecha, la cinta de Lynch fue todo un éxito y escándalo a partes iguales que pilló a Isabella completamente desprevenida; de esta forma le comentaba a Alex Kendall en 1988, en una entrevista publicada en España por la revista Fotogramas: "Tras las primeras proyecciones me sentía casi totalmente destruida. Mi agente odia la película. La reacción fue tan negativa que creí que iba a lincharme. Me sentía algo avergonzada, porque entonces, naturalmente, no sabía que la película iba a tener tal éxito. En Italia la lanzaron como algo porno. Yo estaba avergonzada, porque fui a un colegio de monjas y las quería mucho".
Su carrera parecía a la deriva tras aceptar papeles menores y films independientes, a pesar de evidentes aciertos como su papel de María en Cousins (Un toque de infidelidad, 1989), cinta de Joel Schumacher en la que brilla por encima de todo el elenco, y de Zelly And Me (1988), un emotivo retrato de una institutriz a cargo de una niña rica sobreprotegida por su abuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario