miércoles, 26 de junio de 2013

MUHAMMAD ALI Y YOLANDA LONNIE WILLIAMS



Muhammad Ali, o Mohamed Ali, nacido Cassius Marcellus Clay  es un ex-boxeador estadounidense. En su etapa amateur logró la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Roma 1960, y como profesional ganó el título de campeón indiscutido de la categoría de los pesos pesados en 1964 a la edad veintidós años, el cual recobraría diez años después. En 1978 se agenció otro cetro de campeón, por lo que se considera el primero en ostentar por tres ocasiones un título mundial en dicha categoría.
Se caracterizó por su estilo de boxeo alejado de la técnica tradicional, aunque era un conocedor del deporte y sus contrincantes.  Fue dirigido la mayor parte de su carrera por el entrenador Angelo Dundee, y sostuvo memorables combates contra los más renombrados pugilistas de su tiempo, como Sonny ListonJoe FrazierGeorge Foreman y Ken Norton; y seis de sus peleas han sido consideradas como las mejores del año por la revista The Ring. Otra de sus cualidades más reconocidas han sido las opiniones irreverentes sobre diversos temas, y los pronósticos de sus contiendas.
Fuera del cuadrilátero, Muhammad Ali se erigió como una figura pública desde los años 1960 cuando se opuso a su reclutamiento por parte de las fuerzas armadas de su país durante la Guerra de Vietnam, en base a la objeción de conciencia y pese al rechazo de los defensores del nacionalismo estadounidense. Formó parte de la organización religiosa de la Nación del Islam, y aunque se ganó detractores por su conducta independiente de los estereotipos sobre los afroamericanos, a partir de los años 1970consiguió el respeto como figura deportiva de renombre mundial, especialmente tras su pelea contra George Foreman. En el ocaso de su carrera profesional, empezó a dar muestras de desgaste físico, y después de su retiro ha padecido de la enfermedad de Parkinson.
Entre los numerosos reconocimientos recibidos se encuentran la Medalla Presidencial de la Libertad; el ingreso al Salón Internacional de la Fama del Boxeo; el título de «Rey del Boxeo» por parte del Consejo Mundial de Boxeo; y «Deportista del Siglo XX» porSports Illustrated y la BBC, entre otros.
Creció bajo la instrucción religiosa de la iglesia bautista. Christine Martin, esposa de Joe Martin, le recuerda como un jovencito muy cordial, que prefería leer la Biblia a vagabundear como lo hacían los otros muchachos cuando andaban todos de viaje para participar en eventos deportivos. De hecho, se dice que era más bien tímido, pero en la Central High School, donde estudiaba, era conocido por su obsesión al boxeo; por lo que cuidaba mucho su salud y entrenaba en exceso, aparte que era lo único que lo podía mantener alejado del ambiente violento en el que vivía, pues los demás jóvenes de su edad eran presa fácil de los vicios y todo tipo de fechorías. Nunca se comportó como un matón, y se preocupaba tanto por mantenerse en buenas condiciones que tomaba recetas insólitas como un brebaje de agua con ajos y dos huevos crudos mezclados con leche. Según sus palabras, un hecho que marcó su vida fue el asesinato del joven afroamericano Emmett Till, causado por el simple hecho de haberle silbado a una mujer de piel blanca.
Sin embargo, con sus compañeros de escuela Cassius se comportaba inquieto y era muy divertido, aunque distraído y meditativo a la hora de las clases. Solía correr junto a los autobuses; y a los quince años trabajaba en la librería de la escuela Nazareth. Una consejera escolar que le conoció, asevera que de no haber sido por el boxeo, Ali no habría sobresalido en nada, aunque reconoce que tenía una inteligencia que no era valorada lo suficiente. Según el mismo Ali, el personaje que más influenció su carrera fue el primer campeón mundial afroamericano, Jack Johnson.
Tras sus primeros éxitos en el boxeo comenzó a ser respetado por sus allegados. Por otro lado, temía a los aviones, hasta el punto que no quería viajar para las pruebas clasificatorias a los Juegos Olímpicos. En esa ocasión aceptó montarse en la aeronave, aunque lo haría con un paracaídas a la par. Ya durante el desarrollo de los Juegos se convirtió en uno de los atletas más populares de la villa olímpica. Otra anécdota recién iniciada su carrera profesional, era cuando se paseaba a bordo de un Cadillac convertible por las calles de Louisville junto a otra estrella de los Juegos: la atleta Wilma Rudolph.
Según Angelo Dundee, cuando Ali era un chico tenía muchas ganas de aprender todo lo relacionado con el boxeo. Además, nunca se intimidaba de sus oponentes, y aunque bromista, siempre trataba de comportarse como un caballero. El entrenador también aseveraba que Muhammad no era el tipo de persona al que le gustaba que le hicieran recomendaciones de manera directa, por lo que Dundee hallaba la manera de hacerlo de forma disimulada. Se dice también que no tenía afición al alcohol, gustaba de entrenar con mucho afán, y rehusaba acompañarse de guardaespaldas.
Para el año 1964 Muhammad Ali contrajo matrimonio con Sonji Roi. Ambos se conocieron cuando ella trabajaba como mesera, pero se divorciaron en enero de 1966, ya que al parecer Sonji no aceptaba los preceptos del Islam. No procrearon hijos. El 17 de agosto de 1967 contrajo nupcias con Khalilah Boyd, quien era de diecisiete años de edad; ambos procrearon a Maryum, las hermanas gemelas Jamilla y Rasheeda, y Muhammad Ali Jr. Se divorciaron en 1976. El 1 de julio contrajo su tercer matrimonio con Veronica Porsche, y procrearon a Hana y Laila, quien practicó el boxeo. Se divorciaron en 1986. Ese mismo año contrajo su cuarto matrimonio con Yolanda Lonnie Williams a quien ha conocido desde su infancia.Ambos han adoptado a un hijo: Assad. Otras dos hijas reconocidas son Miya y Khaliah.
Por la línea materna, Muhammad Ali guarda parentesco con el irlandés Abe Grady, originario de la localidad de Ennis quien se asentó en Kentucky en los años 1860 y contrajo matrimonio con una exesclava. Una de sus nietas fue Odessa Lee Grady Clay, madre de Ali. Su padre decidió darle el nombre que ostentaba él mismo, el de Cassius Marcellus Clay, que era idéntica al de un abolicionista del siglo XIX: Cassius M. Clay.
Casi a los tres años de haberse retirado del boxeo, en el mes de septiembre de 1984 Muhammad Ali fue diagnosticado con laenfermedad de Parkinson. Uno de sus médicos, el doctor Martin Ecker, declaró que pudo haberla adquirido durante su carrera como boxeador debido a los golpes recibidos en su cabeza, por lo que no habría sido heredada. De hecho, Ali había dado muestras de problemas en sus reflejos después de perder su corona contra Larry Holmes en 1980; además, su dicción se había vuelto más lenta y tenía fatiga sin causa aparente. Incluso, el Dr. Ferdie Pacheco le propuso que dejara el boxeo cuando notó los primeros síntomas en 1977.

Sin embargo, existen opiniones que no admiten que el boxeo sea la causa de su padecimiento, puesto que no se considera que los golpes provoquen la enfermedad del Parkinson «clásica».También se estima que Ali pudo haber tenido «una degeneración neuronal latente» y que el boxeo habría acelerado su sintomatología.Con el paso de los años, las manifestaciones de la enfermedad progresaron, pero con la ayuda de su esposa Lonnie ha sobrellevado el trastorno en las presentaciones públicas, aparte que ella misma le ha motivado para servir de ejemplo a quienes sufren de la enfermedad. Lonnie ha aseverado que el exboxeador no ha «permitido que la enfermedad lo restrinja». Pese a todo, Ali ha tenido una vida activa en favor de sus organizaciones, se ha presentado en tributos a personalidades deportivas y todo tipo de colectas de beneficencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada